domingo, 3 de febrero de 2013

Peras rellenas {receta salada}



A mi abuelo le encantaban la peras. Únicamente se compraban cuando él venía a casa, al igual que los higos secos.
Todo un caballero, con reloj de bolsillo, su bastón y su sombrero al salir de casa y su boina en cuanto entraba por la puerta.

Realmente no lo conocí como ahora me hubiera gustado. Cosas de niños. Estaba más pendiente de mis preocupaciones, que por aquel entonces eran todo un mundo, que de acercarme a él. Supongo que estos pensamientos afloran cuando ya tienes una edad. Mientras eres adolescente, ni se te pasan por la cabeza.



Asturiano de nacimiento, vivió casi toda su vida en pequeño pueblo de Lugo, cercana a la frontera con Asturias. Una pequeña aldea en la ladera de una montaña donde mi hermana y yo hacíamos la croqueta hasta llegar al río en la parte baja. Cogíamos ranas y pececillos mientras los mayores intentaban pescar alguna trucha. Después se preparaban en la cocina de leña y todos nos calentábamos alrededor de ella. Nada de tele, ni radio. Únicamente libros, buena conversación y todo tipo de bichitos y animales, que eran (y son) mi debilidad.
Hace años que no voy a aquella aldea que queda incomunicada con cada nevada... Tendré que hacer un pensamiento. 



Cuando ya se hizo mayor, vino a vivir a Barcelona y fue sorprendente su adaptación. Un señor que nunca había salido de su pueblo y con 80 años, aprendió a moverse por la ciudad solo, en metro, autobús, .... Cada mañana se levantaba, se duchaba, desayunaba y se iba de paseo. Puntual, sobre las 14h llegaba para comer y ver "las noticias". Después una cabezadita y vuelta a ir de paseo hasta las 20.30h.
Siempre la misma rutina hasta que un día se fue....




Esta receta va dedicada a él, por todas las preguntas que ahora vienen a la cabeza... Demasiado tarde.

Disfrutad de la semana. 


Con esta receta, además, participo en el concurso de recetas saludables de Margot Cosas de la Vida patrocinado por  Nútrim, Cook&World Health y Hoy del DÍA.




Ingredientes:
- Peras
- Ricotta
- Jamón serrano (cuanto más bueno, mejor)
- Queso azul

Elaboración:
Cortar las peras longitudinalmente  Con un sacabolitas o una cuchara, quitar la parte dura de las semillas y quitar un poquito de carne de la pera para hacer el agujero más grande. Esta carne de pera la podemos reservar para una ensalada.
Quitar también, con la ayuda de un cuchillo, la parte interna y fibrosa de la rama. Si es posible, dejar los rabitos.
Rellenar la pera con ricotta y jamón. Para darle un toque, poner unos pellizcos de queso azul.
Precalentar el horno a 180º. Introducir las peras durante 10 min. y servir calientes o templadas.

Idea adaptada de What should I eat for breakfast today 

40 comentarios:

  1. Guau!!! me encanta la estética, además deben estar de lujo, ya que la pera con algo salado le va de muerte.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué hermosa entrada Mónica me has emocionado tanto...!. Suerte en el concurso, un plato realmente delicioso, a tu abuelo le encantarían. Un besote,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  3. Si que es una pena que valoramos las cosas cuando ya están perdidas o cuando ya somos "mayores"
    Bonita dedicatoria, me ha gustado ver a tu abuelo a través de tus palabras.
    Y de las peras decirte que me han parecido novedosas y riquísimas, una mezcla deliciosa.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Tienen que estar riquísimas... nos encanta la mezcla. Saludos

    ResponderEliminar
  5. A mi no solo me gustan las peras, me enamoran! Y esta versión tuya, sencillamente me ha alucinado!!!

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  6. La receta me encanta Mònica, el contraste dulce-salado es mi perdición.
    Me has emocionado con tu entrada, yo también echo mucho de menos a mi abuelo....

    un besazo

    ResponderEliminar
  7. Aixxxx...m'has fet emocionar!!! I si, tens tota la raó, a vegades no disfrutem el que hauríem dels avis... i que importants que son a la nostra vida! Preciosa entrada i millor rcepta!
    Petunets,
    Eva.

    ResponderEliminar
  8. Qué delicia, Mónica! Me ha encantado tu idea! La combinación de sabores tiene que estar exquisita!
    Queda anotada la receta
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Una receta sencilla pero que me gusta muchísimo.
    Sobre los que se van...en fin...hace tres meses que perdí a mi padre y siempre va a doler.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángeles,
      Siento muchísimo la pérdida de tu padre... No me puedo imaginar el dolor. Muchos ánimos.
      Besos

      Eliminar
  10. Ideal esta combinación y que bonita escena
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Pero que buena pinta!!! El sabor debe ser intenso por el queso pero suavizado por la pera, ideal!! Besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  12. Linda homenagem ao seu avô ele havia de ter gostado.
    Eu gostei muito da combinação de sabores.
    bjs

    ResponderEliminar
  13. bonitas fotos buen relleno y tremenda en boca seguro
    bona setmana Monica
    peto

    ResponderEliminar
  14. Bonita historia la de tu abuelo. Tiene que ser difícil pasar de una aldea a una gran ciudad y desenvolverse tan bien. Seguro que le encantaría esta receta porque tiene que estar muy sabrosa.
    Suerte en el concurso!
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hoy la cosa va de peras, tu en versión salada y yo dulce jeje. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la propuesta! Y la penúltima foto es expectacular.
    Un abrazo,
    Yolanda

    ResponderEliminar
  17. Mónica, si normalmente disfruto paseando por tu blog, hoy me ha resultado especial. Me ha puesto un nudo en la garganta tu relato, emana ternura por todos los costados. Y cuánta razón también! Que poco conscientes somos de lo que tenemos hasta que nos falta. Estoy segura que tu abuelo disfrutó de tu compañía cada segundo que te tuvo cerca y con ese recuerdo también deberías quedarte.

    Si yo fuera tu no perdería ni un minuto más de no visitar esa aldea que, por lo que cuentas, es mi idea de paraíso. Podría ser un propósito más que añadir a la lista que publicaste a principios de año.

    Sobre la receta, uf...qué decirte..., que coincido con tu abuelo en su amor por las peras. Que combinadas con queso y jamón me resultan uno de los majares más deliciosos imaginables.

    Ya me gustaría a mi tener una de esas mitades cerca para poder catarlas. Me confirmaré con mirar tus preciosas fotos.

    Bss y hasta pronto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Carmen. De corazón.
      Besos

      Eliminar
  18. Mónica, nunca es tarde porque tus sentimientos están ahí. Yo también tenía un abuelo así. Lo trajeron a Madrid desde un pueblecito de Soria cuando ya era bastante mayor y también tuvo que acostumbrarse al metro y al bullicio. Bajaba todos los días a tomar el sol en pleno barrio de Chamberí, con su traje, el reloj de mano colgando de una cadena de su precioso chaleco y la boina negra perfectamente posicionada. Era puro carácter. Tu relato me ha recordado muchísimo a él. Has contado una historia muy entrañable.
    Y tu receta, solo decirte que me encanta. Muy rica y la mezcla de pera con el queso azul debe estar buenísima. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cósima, creo que nuestros abuelos tenían mucho en común...
      Un beso enorme.

      Eliminar
  19. Muy original, me gusta mucho los sabores tienen que quedar muy bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Eso suele pasar los recuerdos de los abuelos crecen con la edad y te das cuenta lo que te has perdido de ellos.

    Una receta muy especial no quiero ni pensar como quedará con gorgonzola que es mi combinación favorita pera y gorgonzola.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Jo aquest farçit el vaig fer amb figues i era deliciós m ho puc imaginar amb peres,mmmm.

    Muas

    ResponderEliminar
  22. Una recepta fantàstica i una història que m'ha conmugut!! Sempre ens n'adonem massa tard, quan ja no hi són. Jo vaig tenir la sort (o la desgracia) que el cancer ens va donar un any i mig de marge perquè li poguessim fer tot el cas que altres cops no l'hi haviem fet!!
    Un petó i bona setmana. MAR, de EQNME

    ResponderEliminar
  23. Buenísimas peras (me encanta el relleno de jamón y queso -deliciosa ricotta!- combinado con el sabor dulzón de la fruta)
    Seguro que a tu abuelo le hubieran encantado ;-)

    Besotes

    ResponderEliminar
  24. Menuda forma más original de presentarlo y que delicia! Te has superado con esta receta y con estas fotos Mónica. Me parece la porción justa para una buena cena y luego a la cama, además los ingredientes son pocos y la preparación es sencilla por lo que nadie tiene excusa para no prepararla y luego quedarse encantado del resultado!
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Que receta más original, me gusta !!!1

    ResponderEliminar
  26. Que preciosidad de palabras, a veces pienso que dónde estén nos escuchan, o quizás no. Tienes razón, cuando somos jóvenes que poco valoramos lo que tenemos, sí, tenemos abuelos, y que? después nos encantaría preguntarles, acompañarles en sus paseos, escuchar su historia...siempre nos quedan buenos recuerdos, no?
    A parte las peras rellenas me parecen un gran homenaje, y una delicia para disfrutar.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  27. Hola Mónica! Que delicia de receta!! Que original y una combinación de sabores umh!!
    Tengo los pelos de punta...unas palabras llenas de realidad y de cariño...este año mis niñas han perdido a su abuelo y creo que sienten eso mismo que todos sentimos cuando somos mayores...es una pena darnos cuenta de la importancia de las cosas en su momento...la vida es así...y simplemente estamos ocupados viviendo nuestros días y dando por seguro todo lo que tenemos...yo también creo que no disfruté a mis abuelos todo lo que pude...
    Un abrazo y salu2
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia,
      Es una pena darnos cuenta tan tarde... Un abrazo enorme para ti y para tus hijas.
      Besos

      Eliminar
  28. Es cierto, hay ciertas cosas que valoramos tarde, pero de todas formas tienes unos recuerdos muy buenos!
    y seguro que estas peras las está saboreando!
    besos

    ResponderEliminar
  29. Una història preciosa i una recepta fantàstica!

    ResponderEliminar
  30. Qué presentación tan linda, me encanta este contraste con la pera, es un entrante estupendo! un besote

    ResponderEliminar
  31. Mon, m-o-l-t b-o-n-e-s! Tingues present: els avis sempre són uns essers molt especials.
    Nani

    ResponderEliminar
  32. Unas peras rellenas, pero saladas?. Esto hay que probarlo!

    ResponderEliminar
  33. Acabo de descubrir tu blog y me encanta! Si te parece me quedo como seguidora ;) Estas peras te han quedado fantásticas y tienen una pinta espectacular! La tendremos que probar.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar