domingo, 23 de septiembre de 2012

Salmonetes con tomates asados




Cada vez que veo salmonetes por televisión pienso que deben estar tratados con algún tipo de anabolizante que los hace crecer y crecer hasta tener el tamaño de una lubina....

Los salmonetes que encontraba en el mercado eran minis. Imposible sacar los filetes si querías saborear algo más que piel con algo de "chicha".

Después de dar muchas vueltas y no encontrar ningún hermano de los salmonetes de Arguiñano, me dí por vencida y me convencí que los salmonetes grandes tienen que estar en el norte,  que como todo lo bueno (bueno de verdad) está bien alejado de las grades ciudades como Barcelona o Madrid.



En las grandes ciudades encontramos de todo, efectivamente. Desde unas flores de calabacín en pleno enero, hasta un melón en diciembre. Eso sí, si lo que buscas es calidad  y sabor, mejor te vas en plena temporada al pueblo, que seguro que encuentras los productos que tocan, fantásticos y con un sabor único...

Todos los productos del pueblo saben mejor. Desde el pan, (ríete tú de la baguette del super de la esquina que en cuanto sales de la tienda tiene más textura de chicle que el Bang-Bang); las lechugas que hasta llevan caracoles y bichitos!, no las bolsas Florette y derivados que son como comer folios de color verde; los tomates, que con solo olerlo ya se te hace la boca agua o los chorizos.... Ay los chorizos del pueblo, esos sí que son ricos...

Como los productos del pueblo, no hay nada. Bueno, la verdad es que no es necesariamente irse al pueblo, con salir de las grandes ciudades, ya todo sabe diferente.

Pues bien, el otro día, de pura casualidad encontré unos "Salmonetes Arguiñano", que hasta la pescadera alucinó con el tamaño, y además para mi sorpresa, estaban deliciosos (nada de anabolizantes..., fíjate tú!).

Los hice con unos tomatitos confitados con un poco de aceite, limón, ajos tiernos (de mi mini-huerto) y poco de albahaca (ahora la planta ya está en las últimas...).  Deliciosos.



Os dejo la receta abajo, pero no quiero despedirme sin dar las gracias a todos los que habéis visto el nuevo número de Recetas de Mon Magazine, con recetas para el Otoño, que ya está aquí.

Tambien podéis ver en Espacio Restauración el post sobre CUBAT, la iniciativa de 9 restaurantes del Baix Llobregat que se han unido para potenciar y promocionar la cocina de la comarca (aquí).

Espero que os guste y que tengáis una fantástica semana!


Ingredientes (2 personas):
- 2 Salmonetes grandes (si los encuentras grandes, que el pescadero saque los filetes, si no, pues mejor enteros).
- 20 tomates cherry
- 6 ajetes tiernos
- Zumo de limón
- Aceite
- Sal
- Pimienta
- Hojas de albahaca
- Cebollino y perejil

Elaboración
Si tenemos los filetes, con la ayuda de unas pinzas, sacamos las espinas que puedan tener para que sean más cómodos de tomar (en casa si ven una espina, ponen cara de asco.. )

Cortar los tomatitos por la mitad y poner en una bandeja de horno con los ajetes, la albahaca picada, perejil picado, sal y un chorrito de aceite. Hornear a 180º durante 10 min.

Dorar en una sartén los filetes de salmonete a fuego fuerte primero con la piel para abajo. Salar y pimentar, echar un chorrito de aceite y unas gotas de limón. Dar la vuelta a los 3 minutos.
Si tenéis los salmonetes enteros, lo podéis hacer al horno con los tomates: un poco de sal, pimienta, aceite y unas gotas de limón.  Horno 180º durante 12-15minutos.

Emplatar los filetes con los tomates, decorar con un poco de cebollino y servir.





16 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, en la capital se encuentra de todo pero lo auténtico está en el pueblo..
    El caso es que este plato te quedó fantástico, una pasada de rico.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  2. Yo también estoy de acuerdo, todo sabe distinto cuando sales de las grandes ciudades, es un placer cuando comes fruta o verduras con sabor.
    Estos salmonetes tienen una pinta estupenda, tan grandes tampoco los he visto, pero los pequeños los suelo comer fritos.
    Ahora paso a ver el magazine de otoño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Nada, ni lo dudes, los salmonetes buenos en el Norte. Los que yo encuentro por aquí por Murcia están encogidicos, primos lejanos de los que me como cuando voy a Galicia...
    Te quedaron espectaculares y encima has tenido la suerte de pillarlos grandes, qué delicia de combinación!!!

    ResponderEliminar
  4. Los has presentado como se merecen, con un buen acompañamiento y en el encuadre de una bonita foto.
    Besos
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  5. Fantástica la receta y sobre todo la presentación. Muy limpia, con todo el sabor, y fácil de comer presentado ya los lomos limpios.
    Por cierto, enhorabuena por la revista. Me encantó este número de otoño.

    ResponderEliminar
  6. Que bien presentado te ha quedado! La revista me encanta un montón de recetas muy ricas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. GOSTO MUITO DE SALMONETES E COZINHADOS ASSIM PARECEM BEM APETITOSOS.
    EXCELENTE ASPECTO.
    BOA SEMANA
    BJS

    ResponderEliminar
  8. Fabuloso el salmonete...me encanta sencillo y delicioso!

    ResponderEliminar
  9. buen salmonete y buen acompañamiento y las fotos clavadas y captan toda la esencia del plato
    buena semana
    beso

    ResponderEliminar
  10. Mónica, los salmonetes de esta época son relativamente pequeños. El otro día estuve a punto de comprar unos cuantitos, que me chiflan, pero al final decliné por un buen kg de longorones (son pescaditos pequñitos, de la familia de las sardinas, que se comen enteros... haleeeeeeee... pa'dentro) a 4€. Qué buenos, por favor...
    Lo que te decía, que me pierdo... No te preocupes si eran pequeños, que seguro que estaban sabrosísimos y con el toque tan estupendo y ligero que le has dado con los tomatitos y la albahaca... ¡perfectos!
    Ahhhhhh... y qué fotogénico ha quedado el maldito!!!!
    Besitosssssssss

    ResponderEliminar
  11. Madre mía Mónica, vaya salmonetes hermosos. Yo no suelo comprarlos, porque no los encuentro, pero me apunto la receta por si algún día me hago con unos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Una receta de lujo, y super sencilla de preaprar. Si es cierto que los productos industrializados no son lo mismo que los que podamos cultivar nosotros, estoy totalmente de acuerdo en que debemos apostar por el consumo tradicional. Besos!

    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  13. Verdad que en las grandes ciudades encontramos mucha variación y quiero pensar que también tienen una calidad que no es la misma que el pueblo (seguro) pero nos sienta bien. Ah! y comparto lo de los chorizo, mmm!! que delicia!
    Como esta receta, se ve tan rica y fácil, ahora muy apropiada con este veranillo de san Miguel.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Tienes toooda la razón, nada como los productos naturales, recíen traídos de su lugar de origen, o como tú dices "del pueblo", esos sí que tienen sabor sabor.. qué suerte poder encontrar unos salmonetes como Dios manda, y qué bien aprovechados.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Hola Mónica, qué razón tienes en lo que escribes. Parece que todo sabe má rico en cuanto dejamos la ciudad a nuestras espaldas. Y no es nuestra imaginación, es pura verdad. Además, está el aliciente de que todo cuesta más barato. ¿Se puede pedir más?

    Ay, yo sueño con una casita en el campo con terreno y un huerto en el que cultivar verduras y frutas...y poder ser autoabastecer (o casi) mi cocina. Pero, de momento, es un sueño. No se si seré lo suficientemente valiente como para hacerlo realidad. Ya se verá.

    Los salmonetes no son un pescado que me guste especialmente y eso que el pescado me vuelve loca, lo comería y cenaría todos los días. Sin embargo veo cómo te ha quedado y me dan ganas de meterle mano a la pantalla del ordenador. Qué pintaza !!!

    Bss

    ResponderEliminar