jueves, 3 de mayo de 2012

París, París, París...


¿Sabíais que es posible tener agujetas en una articulación? Pues sí, es posible, os lo confirmo. (Igual en estos momentos hay un médico tirándose de los pelos, pero mi cabeza al mismo tiempo está moviéndose arriba y abajo en forma afirmativa).
De hecho, las agujetas las tuve en los tendones cercanos a la cadera, de forma que el primer regalito que me hizo París al poco de llegar, además de la lluvia intermitente, fue un dolor intenso cada vez que intentaba caminar....



Ay, uy, agggg, fueron las frases que durante el segundo día de nuestra visita pude mencionar...
En linea a mi dramatismo personal y habitual, ya me hice la película de tener que ir a un hospital para que me operaran, me renovaran la cadera y tener que elegir un bastón para mis siguientes paseos.... (Soy así de peliculera y lastimera, qué le vamos a hacer...).
Fuera del momentito "no puedo andar y no voy a poder andar sin cojear el resto de mis días", la escapada a París ha sido fantástica.



Llegué el sábado a primera hora de la mañana, bostezando y frotándome los ojos después del madrugón. A las 4 am estaba intentando motivarme para salir de la cama....
París nos recibió con tonos grises, una niebla que no dejaba ver el final de la Torre Eiffel y la amenaza de lluvia, que nos acompañó durante los dos primeros días.
Por fin al tercero, lució el sol, las gorras y paraguas se quedaron en el hotel y pude ver París con un espectacular cielo azul y con una luz fabulosa.



Fantástica ciudad, monumental. Ninguno de sus edificios son feos, todos son preciosos.
Grandes avenidas, parques preciosos llenos de flores hermosas.



Mi visita ha sido relámpago y aunque practicamente lo he visto todo, ha faltado entrar en museos y dedicar algo más de tiempo a los lugares que por la lluvia, no han podido lucir la majestuosidad realmente proyectan.




Este último día, por fin pude subir a la Torre Eiffel, ya que el resto de días, debido a la niebla, la lluvia y la larga cola pensé que no era un buen plan. Al tercer día, con una temperatura adecuada, pero con una cola infernal que se movía al ritmo de los caracoles cuesta arriba, me cargué de fuerzas, me olvidé de las agujetas y me lancé a subir (como una campeona) hasta la segunda planta para, desde allí coger el ascensor.



La verdad es que motivación para subir millones de escaleras hasta la segunda planta del cielo, no tenía, pero pensar en las cinco horas de cola para evitar el sofoco, pensé que sería todavía peor. Valió la pena. Las vistas son realmente fantásticas y parece que puedas coger un trocito de cielo.
Pero eso sí, de romántico no tiene absolutamente nada de nada.



Como mínimo a mi no me resulta muy romántico ir en plan borreguillo dando codazos (y recibiendo) para poder hacerte un hueco entre los miles de turistas que están en tu misma situación.
Si fuera como en las películas, donde tienes una mesita preparadas con velitas y únicamente estáis tu pareja y tú, pues sí. Pero a no ser que seas Sarkozy o Angelina Jolie, creo que eso es algo difícil de conseguir....



En fin, que lo pasamos genial, comimos quesos y croissants, bebimos champagne y vinos exquisitos y aumentamos nuestro peso algunos gramos.... (vaaaaaale kilos...).




Un viaje totalmente recomendable....


Nos vemos el lunes  con nuevas recetas.
Espero que tengáis un fantástico fin de semana!

24 comentarios:

  1. PARIS siempre sera Paris,solo con citarlo ya enamora.Fantasticas fotos.agujetas en una articulación? desde luego no lo habia oido,Espero que te recuperes ya
    peto

    ResponderEliminar
  2. París es encantadora i sempre queden les ganes de tornar pq mai acabes de veure-la tota. Es per caminar, passejar i perdres entre els carrers.

    Bon cap de setmana
    Petons

    ResponderEliminar
  3. perdona, pero pelusa ya dabas con la foto de la cola del avión, con la punta de la torre Eiffel ya han sido celos pero al llegar a las fotos de los macarons ha sido ENVIDIA total!!!!!!!!!!jajaja disfrutalo!!!!!

    saludos, Anja de Blogandcook

    ResponderEliminar
  4. Yo estuve un fin de semana en Febrero y la verdad es que tuve la suerte de que nos hizo muy buen tiempo, no llovió ningún día e hizo un sol radiante. París te atrapa nada más montarte en el avión. Las fotos son preciosas. Besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  5. Que envidia de viaje y de fotos...

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Que bonito Paris... estuve por última vez hace dos años y ya quiero volver... Es una ciudad a la que siempre puedes vovler y visitar algo nuevo. Preciosas fotos. Besitos y buen finde!!

    ResponderEliminar
  7. QUE ENVIDIA....LAS FOTOS SON DIVINAS, Y ESPERO QUE TU YA MAS RECUPERADITA DISFRUTES DE RECORDAR, MARAVILLA DE VIAJE!!!

    BESOS Y FELIZ FINDE,

    ResponderEliminar
  8. ohhh, qué envidia!!! Hace más de 16 años que no he vuelto a París y desde luego quiero hacerlo con mi marido, le amore, jajaja

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  9. Que marabilla, llego a este blog apunto para ir de viaje, Parisssssssss!!! Guowwww!!! Precioso reportage, preciosas fotos, y yo me quedo tomando unos bollitos preñados de chistorra, que tienen una pinta buenisima!!! Saludos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Preciosas fotografías de Paris!!!!!! me encanta Paris, que envia!!!! sabes que? soy igual de lastimera-peliculera que tú!!!! un besito guapa

    ResponderEliminar
  11. Que bonito!!! Aixxxx, estamos barajando la posibilidad de ir en junio!
    Gràcias por las fotos.

    ResponderEliminar
  12. París qué bonito, me alegra que disfrutaras a pesar de esas agujetas!!

    Besos,

    ResponderEliminar
  13. Hola Monica, vengo a devolverte la visita, gracias por pasarte por mi blog, y yo ya me quedo siguiendote y viendo este blog estupendo que tienes, pero sepas me ha dado un pelin de envidia , ainsssss.... quien pudiera ir a Paris, me alegro te lo pasaras tan bien, un besote guapa

    ResponderEliminar
  14. Com m'agrada París, sempre hi ha mil racons per descobrir! Unes fotos precioses!
    Petons
    Sandra

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Qué fotos más bonitas!! y es que París merece una visita, aunque sea cortita. Me alegro que lo hayas pasado tan bien.

    ResponderEliminar
  16. Para la próxima escapadita me avisas que me meto una maleta Jaja.
    Que bonito tiene que ser poder visitar París y comerte esos macarons deliciosos!

    un beso

    ResponderEliminar
  17. Por lo menos al final lograsteis ver el sol, París tiene tanto por ver que parece que no te lo acabas y qué bien poder degustar esos quesos fabulosos y demás cosas ricas.
    Las fotos son muy bonitas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Que maravilla de ciudad!!!. tendría que ser obligatorio visitarla una vez al año. Besos

    ResponderEliminar
  19. viendo estas fotos me dan ganas de reconciliarme con París, que la verdad es una ciudad a la que no le tengo mucho cariño..

    ResponderEliminar
  20. J'adore Paris quand même...
    Qué bonita es y, aunque, aparte, tengamos una imagen un tanto romántica de esta ciudad, rebosa elegancia por todos sus lados.
    Y las agujetas de qué las tenías????.
    Besitos y besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía agujetas de caminar el primer día. Te lo puedes creer??? ufff. Caminamos, caminamos y volvimos a caminar. Al día siguiente no podía flexionar la cadera derecha... increible...jajaja.

      Besos!!!

      Eliminar
  21. Yo cuando fui me gustó un montón, has hecho unas fotos preciosas!
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  22. Qué bonitas las fotos ... me gusta lo que has captado en ellas: su elegancia y su bucólico ambiente lleno de arte.
    Para mí lo mejor es su pan y sus quesos ... uhmmmmmmmmmmm Insustituibles.
    Un abrazo,
    Yolanda

    ResponderEliminar